Los mejores copys publicitarios para inspirarte

10 copys publicitarios que te dejarán sin palabras

Toda idea viene de otra idea (Anish Kapoor). Tanto si atraviesas una crisis creativa, como si acabas de empezar un nuevo proyecto: la inspiración es una fase justa y necesaria en cualquier trabajo en el que entre en juego la imaginación, y el del copywriter no iba a ser menos. Para estimular tu poder creativo, te propongo repasar las fórmulas «mágicas» empleadas en algunos de mis copys publicitarios preferidos.

1. Jugar con el nombre de la marca (o el de tu competencia)

No me canso de decirlo. Elegir el nombre de tu marca es una de las decisiones más importantes a las que deberás enfrentarte… Porque tendrá consecuencias. En publicidad es muy interesante explorar todas las posibilidades de juego que el nombre de tu marca puede ofrecer. En este caso, la compañía de mensajería FedEx no juega con su nombre, sino con el de su competencia (UPS) y su homófono «oops» (que vendría a significar algo así como «la hemos liado») en una campaña en la que establece una comparación para diferenciarse de esta marca para transmitir seguridad a los usuarios. «La única palabra que no tenemos en nuestro diccionario es «oops». Y queda implícito el mensaje de «los de UPS no pueden decir lo mismo».

Ejemplos de copywriting - FedEx

2. La ironía: la reina de la publicidad

Es un recurso muy pero que muy trillado, pero, si la empleamos bien, la ironía no falla. Y en los copys publicitarios de Yoigo lo hacen una y otra vez.

Ejemplos de copy publicitario: Yoigo

3.El cine y la publicidad

Otro de los recursos que más se repiten es citar películas, novelas o cualquier otra figura que pertenezca al imaginario cultural del público objetivo de la marca, como este ejemplo de Durex: «Luke, no soy tu padre». Queda claro el mensaje, ¿no?

Ejemplo de los mejores copys publicitarios: Durex

4. Desmontando frases hechas

Refranes, frases hechas, frases de moda, letras de canciones o frases célebres pueden dar mucho juego a una campaña de publicidad. Dale la vuelta, explora todos los giros que puedes darle pero, sobre todo, asegúrate de que el lector al que se dirige tu campaña conocerá perfectamente esa cita.

Copywriting: el ejemplo de ikea

5. El copy publicitario y el diseño: un tándem inseparable

A menudo, los copywriters o redactores publicitarios son los encargados de crear el concepto publicitario de una campaña. Esto implica pensar más allá de las palabras: crear un «todo» que muchas veces es inseparable. Como en este ejemplo de Lotería Nacional, en el que el copy no se entendería sin el diseño, y viceversa.

Copys publicitarios que molan: Lotería Nacional

6. Dar la vuelta a la tortilla

Este ejemplo es similar al número cuatro. Con la diferencia de que no parte de una frase hecha, sino de una premisa común entre tus lectores. Y le da la vuelta. Madrid Central se dirige a todas aquellas personas que ya conocen Madrid y son visitantes recurrentes, para crear la necesidad de volver. ¡Porque la capital siempre tiene muchas novedades que mostrar!

Los mejores copys publicitarios de la historia: Madrid Central

7. Las comparaciones no son odiosas

Pero hay que hacerlo con clase. Y si añades un toque de ironía, puedes tener un resultado tan sublime como esta campaña de Pullmantur.

Mis copys favoritos: Pullmantur

8. Datos, datos y más datos

Hay quienes piensan que una campaña que se sustenta en datos objetivos no puede ser creativa. Aquí va un buen ejemplo para desmontar esa idea.

Los mejores copys publicitarios apoyados en datos

9. La promesa de hacer algo realmente grande

No se trata de caer en el «overpromise» que tan común era en la publicidad de hace algunas décadas. No prometas cosas que no puedas cumplir. Pero no renuncies a gritar a los cuatro vientos las grandes promesas que tu producto puede cumplir. Sobre todo cuando esa promesa se basa en intangibles tan potentes como los recuerdos.

Buenos copys publicitarios de viajes

10. Testimonios

Este ejemplo conjuga varias ideas repasadas anteriormente. Por un lado, da la vuelta a una frase hecha, añadiendo un nuevo significado. Por otro, se apoya en el diseño. El texto se entiende por sí solo, pero gana mucho poder con la imagen. Y, por último, cuenta un testimonio con nombres nombres y apellidos, que ayudará al lector a empatizar y conectar con el mensaje.

Copys publicitarios para inspirarse

¿Qué te han parecido estos ejemplos de copys publicitarios? El mejor consejo que puedo darte para crear un buen copy es investigar, investigar e investigar. Cuanta más información tengas sobre los beneficios del producto, los problemas o necesidades de su público objetivo o su competencia, más fácil te será plasmar tu propuesta de valor con palabras. Lo demás es cuestión de inspiración porque, aunque muchos digan lo contrario, el copywriting es un trabajo creativo. Por eso, cuanto más leas y más ejemplos analices, más sencillo te será redactar copys publicitarios que sean «la boomba». 😉

Deja un comentario