10 beneficios del marketing de contenidos

10 beneficios del marketing de contenidos

Estarás harto de escuchar eso de: “el contenido es el rey”. Y no es para menos. La famosa frase, acuñada por Bill Gates en 1966, ha cobrado más sentido aún con el paso de los años. Pero, cuando te hablan de marketing de contenidos ¿sabes realmente de lo que se trata? A continuación te detallo 10 beneficios del marketing de contenidos que tu empresa no debería dejar escapar. 

Mejor posicionamiento orgánico: los tiempos en los que google y el resto de buscadores posicionaban webs en función de su uso de palabras clave, pasaron a la historia. Afortunadamente, en la actualidad, los motores de búsqueda evalúan la calidad del contenido. Por ello, la mejora del posicionamiento orgánico (SEO) es una de las principales razones por las que, cada vez más empresas deciden llevar a cabo una estrategia de contenidos. ¡Pero hay muchas más!

Aumento del tráfico web: una cosa lleva a la otra. Cuanto más relevante y valioso sea el contenido que crees, más probabilidades habrá de que otras personas encuentren tu web. Cuanto mayor sea el tráfico web y los visitantes repetidores, mayor será el crecimiento del tráfico a largo plazo.

Marketing de contenidos
Beneficios del marketing de contenidos

Mayor captación de leads: ¿Alguna vez has comprado algo sin antes recopilar información? Los consumidores tienen acceso a herramientas que les permiten tomar decisiones de compra cuidadosas. La creación de un buen contenido es la forma más poderosa de generar clientes potenciales para tu negocio. El contenido sobre tus productos y servicios, y más importante aún: sobre tu sector, ayuda a generar confianza en el consumidor: estaremos creando nuevos clientes potenciales.

Incremento de ventas: la captación de leads nos ayuda a crear clientes potenciales y esto hace que aumentemos nuestras ventas. Dado que cada vez más personas bloquean los anuncios en sus navegadores, el contenido se convierte en la mejor forma de comunicar el valor de la marca: lo que convierte a los lectores en compradores.

Mejor reputación: las mejores marcas a menudo se ganan el respeto de los consumidores incluso antes de que estos realicen su primera compra: y lo hacen a través de la calidad de su contenido. Con un buen contenido tendrás el control de la reputación y la identidad de marca de tu empresa.

Con un buen contenido tendrás el control de la reputación y la identidad de marca de tu empresa

Mejor autoridad de marca: en la era de la globalización, y gracias a herramientas como las redes sociales, una pequeña empresa de un pequeño pueblo puede estar compitiendo con miles de empresas de todo el mundo. Y con tantas empresas peleando por la atención del público, necesitamos generar una huella propia a través del desarrollo de contenido de calidad. Los consumidores siempre serán más receptivos a una marca sobre la que han leído u oído hablar.

Lealtad hacia la marca: la lealtad hacia la marca es la clave. El contenido ayuda a obtener clientes transformando a los lectores en compradores, pero después continúa influenciando a estos clientes para que se conviertan en clientes habituales. Con el tiempo, el contenido ayuda a cultivar una afinidad entre los clientes y la marca, y una preferencia hacia tus productos o servicios, con respecto a los de tu competencia.

Con el tiempo, el contenido ayuda a cultivar una afinidad entre los clientes y la marca

Mayor visibilidad: hay millones de empresas tratando de ser vistas por los usuarios de la red. La única manera de diferenciarse de otras empresas es interactuando regularmente con tu audiencia (generando contenido de calidad). Esto te posicionará como un experto o líder en tu nicho de mercado.

Más seguidores en redes sociales: el buen contenido, ese que emociona o soluciona las posibles dudas o problemas que tu público puede tener sobre un tema en concreto, se comparte en redes sociales. Esto convierte a tus seguidores en prescriptores de tu marca para con sus contactos: generando así más y más fans en tus redes sociales.

Mejor relación con los clientes: las relaciones con los clientes siempre han sido importantes, pero son aún más importantes en la era digital, porque muchas personas dependen de la opinión de otras para tomar decisiones de compra. El contenido es una excelente manera de abordar las necesidades de tus clientes o solucionar cualquier tipo de problema que puedan tener con tu empresa.

 

Leer más10 beneficios del marketing de contenidos

5 errores que debes evitar al escribir contenido web

5 errores que debes evitar al escribir contenidos web

Todos cometemos errores y seguro que a los redactores web les resulta familiar este artículo en el que enumero  5 errores que debemos evitar al escribir contenido web. Apuesto a que la mayoría ha cometido alguno de ellos más de una vez. Pero no os alarméis, que de los errores se aprende…

1. Errores gramaticales y ortográficos

Sé que parece una tontería mencionar el tema de los errores ortográficos y gramaticales, pero se me siguen formando cráteres en los ojos cada vez que navego por internet. No dejo de asombrarme por el poco cuidado que las empresas ponen en los textos de sus páginas web: faltas de ortografía, frases mal construidas, repeticiones de palabras hasta la saciedad… ¿Realmente pretenden vender o cautivar la atención de un cliente potencial así?

2. Abusar de la jerga

Este es uno de los errores de escritura más comunes en las páginas web de las empresas. Es importante tener en cuenta que, aunque para tí la terminología de tu sector es totalmente normal, lo más probable es que tus clientes pongan cara de póquer al leer ciertos ‘palabros’, con el consiguiente efecto abandono de la página web. Evitarlo es tan fácil como aplicar un lenguaje más sencillo, o explicar con un paréntesis el significado de cada término ‘raro’ que emplees.

3. Párrafos eternos

Aún es bastante frecuente encontrar páginas web con párrafos excesivamente largos, o peor aún: artículos en los que los párrafos son completamente inexistentes. Nunca subestimes el nivel de vagancia de tus visitantes, que saldrán despavoridos de tu página web al ver densos textos sin espacios ni destacados que agilicen la lectura. Un buen copywriter siempre acortará los párrafos o los separará con dobles espacios o subtítulos.

4. No definir el tono y la personalidad

Este es uno de los errores más visibles en la gran mayoría de páginas web de empresas. El principal motivo es, probablemente, que nunca se llegó a trabajar en la definición de un tono y personalidad de marca. Encontramos páginas web en las que se trata indistintamente de usted o de tú al lector, o en las que se habla tanto en primera como en tercera persona -entre otros muchos errores-. Como consecuencia, el lector se confunde y lo más probable es que no tarde mucho en abandonar nuestra página.

5. Escribir para motores de búsqueda

No es lo mismo escribir un artículo en una revista impresa, que en una página web o blog. Aplicar nuestros conocimientos de SEO a la hora de escribir un artículo online es necesario, pero no conviene pasarnos de la raya con este tema. A menudo leo blogs que parecen haber sido redactados por robots, de tanto abusar de los requisitos de escritura para motores de búsqueda. No olvides que tu lector no es un robot, por lo que el componente humano debe ser siempre protagonista en todos los textos de tu web.

 

Leer más5 errores que debes evitar al escribir contenido web